NUEVO Lipolyx


¿Qué es el Lipolyx?

El Lipolyx consiste en una intervención de liposucción sin cirugía,

 En la que se combina la intralipoterapia y ultrasonidos Focalizados de Alta intensidad 

¿Qué es la Intralipoterapia?

Este proceso quirúrgico consiste en la introducción, mediante inyección subcutánea, de un líquido (ácido desoxicólico) en las zonas con acumulación de tejido adiposo. Este líquido ayuda a que la grasa se vuelva más líquida y más fácil de extraer.

¿Qué es el ultrasonido Focalizado de alta intensidad hifu ?

Éste consiste en un tratamiento de medicina estética en el que se aplican ultrasonidos en las zonas con contenido adiposo excesivo y, así, eliminarlo.

El objetivo del Lipolyx consiste en eliminar esa grasa rebelde y localizada, que no desaparece pese a las dietas y al ejercicio físico. Todo ello de forma poco o nada agresiva con el paciente y sin requerir  postoperatorio.

Las zonas que más comúnmente se intervienen con Lipolyx son los muslos, las caderas, los glúteos, el abdomen y los brazos.

¿Cuántas sesiones de Lipolyx necesito?

Cada cuerpo y cada paciente tiene sus propias necesidades orgánicas, haciendo que su cuerpo funcione de una determinada manera. Por ello, generalizar y aplicar un número de sesiones estándar para todos los que se desean someter al Lipolyx resulta poco práctico y responsable.

El número de sesiones irá variando en función tanto del paciente como de la zona y la cantidad de tejido graso a extraer. Eso sí, el baremo va de las 3 mínimas hasta las 6 máximas. Con este número sí que se pueden notar los resultados.

Todo ello debe ir acompañado de una alimentación sana y equilibrada, así como de una pauta de ejercicios que el paciente debe realizar de forma habitual. No estamos hablando de un plan de adelgazamiento, al menos no para las personas sanas y con un peso adecuado pero con acumulaciones de grasa concretas.

Para estas personas, sus hábitos deben corresponderse con sus objetivos. Es decir, deben tener en cuenta que la liposucción con Lipolyx o cualquier otra, no hará que esa ausencia de grasa se mantenga en el tiempo sin unos hábitos de vida adecuados.

En el caso de los pacientes con exceso de peso y volumen, este requerimiento se hace aún más imprescindible. De hecho, muchos profesionales de la cirugía estética les pautan una dieta de adelgazamiento y una reeducación alimentaria previas a la intervención.

De esta manera, el paciente gana en salud y el profesional se asegura de que la intervención tendrá éxito, que no será necesario volver a hacer pasar por quirófano a la persona intervenida. Sin dejar de lado que los resultados obtenidos serán aún mucho mejores.

En definitiva, el Lipolyx resulta muy práctico y útil a nivel médico, pues proporciona una intervención nada agresiva para los pacientes. Y también en casos poco extremos, en personas en las que su peso es el adecuado pero desean acabar con las acumulaciones de grasa en zonas concretas.