Carboxiterapia Corporal 

Tratamiento anticelulitis con Carboxiterapia

La carboxiterapia es un método mínimamente invasivo que trabaja mediante la aplicación de dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea a través de pequeñas infiltraciones en la piel.

Con esta técnica, se logra una oxigenación de los tejidos, dicho de otro modo, una vez que se inyecta el CO2 en la zona, el cuerpo envía oxígeno a la zona tratada, de este modo, se activa la circulación sanguínea eliminando toxinas.

La mala circulación sanguínea es parcialmente responsable de la celulitis, al inyectar gas de dióxido de carbono hace que las células grasas exploten y se deshagan y eliminen del cuerpo. Varios estudios realizados confirman que la carboxiterapia es segura y efectiva cuando se usa para tratar la celulitis.

El número de sesiones dependerá de la zona a tratar, estas sesiones no duran más de 15 minutos.

El tratamiento de carboxiterapia requiere varias inyecciones en una misma sesión. Con ellas administramos el gas hacia los tejidos adyacentes.

Entre los efectos que produce en el paciente, restablece la microcirculación, aumentando con ello la cantidad y velocidad del flujo sanguíneo, para romper de esta forma el círculo vicioso que deriva en la aparición de grasa localizada y celulitis.

Quiero este tratmiento