Carboxiterapia

Carboxiterapia 

INYECCIONES DE CO2 

Según estudios médicos se ha observado que la respuesta ante el CO2 en pacientes con adiposidad localizada y flacidez es evidentemente satisfactoria y simultanea, debido a sus efectos estimulantes de la lipólisis (destrucción de células adiposas) y la estimulación de formación de colágeno y elastina, factores disminuidos en la flacidez.

La flacidez es la pérdida de firmeza de la piel, esto sucede por diferentes causas, una de ellas es el paso de los años, pero hay otras que son independientes de la edad y en las que inciden otros factores.

La principal causa de la flacidez es la pérdida de colágeno y elastina, estas sustancias son las que proporcionan el sostén, la elasticidad y firmeza, a toda la piel del cuerpo.

La mala alimentación es otro de los factores que influyen en la aparición temprana de flacidez, debido a carencias de proteínas, ya que éstas son imprescindibles en la formación de los tejidos.

 Una dieta rica en grasas, azúcar y harinas, produce un cuerpo de consistencia flácida aunque no haya un sobrepeso excesivo.

 Las dietas sin control, que logran bajadas bruscas de peso, traen como consecuencia que al reducir el volumen de grasa, la piel que ha perdido elasticidad, quede colgando o formando pliegues.

 Se puede tener flacidez a edades tempranas por llevar una vida sedentaria ya que la falta de ejercicio físico lleva a que se pierda masa ósea y muscular.

 Las exposiciones a los rayos solares durante período prolongados, lleva también a que la piel vaya perdiendo firmeza y ganando arrugas. Además de estos factores, influye el tipo morfológico de cada persona, serán más propensos a la flacidez aquellos de rasgos redondeados que los del tipo anguloso.

En estos casos el co2 actúa estimulando la formación de colágeno y la elastina factores indispensables para mantener una buena elasticidad y firmeza de la piel, pero no solo eso, también aumenta la presión de oxigeno mejorando la calidad de la piel.

La grasa localizada o adiposidad localizada se ve frecuentemente en personas muy delgadas o de contextura media que están contentas con su físico, excepto por unas acumulaciones de grasa en zonas fastidiosas, como son los brazos, a nivel de las axilas, caderas, limites externos de las mamas y espalda. Sin embargo, siempre se ve asociado adiposidad con flacidez, y no se puede dejar de lado el tratamiento conjunto y simultaneo.

Carboxiterapia es una buena opción ya que estimula la lipólisis de forma directa en el área que se coloca subcutáneamente, pero al mismo tiempo actúa estimulando los factores que intervienen en las síntesis de colágeno y elastina, mejorando así la consistencia de la piel y reduciendo al mismo tiempo notoriamente esas acumulaciones de grasa localizadas rebeldes a otros tratamientos.

Basada en las múltiples estudios, Carboxiterapia es un método no quirúrgico rápido, cómodo e indoloro, que nos abre un amplio campo terapéutico como una herramienta a ser utilizada por el médico, y se ha demostrado que da muy buenos resultados combatiendo la grasa localizada y la flacidez, pesadilla de la mayoría de mujeres y hoy en día también de los hombres.