carboxiterapia estrías

Carboxiterapia

TRATAMIENTO PARA LAS ESTRÍAS Y CICATRICES BLANCAS

A un tejido desvitalizado y fibrótico, hay que estimularle y devolverle la vascularización, la oxigenación y debilitar las adherencias producidas por la fibrosis. Todo esto se consigue para el tratamiento de cicatrices y estrías blancas con la carboxiterapia médica.

La técnica de la Carboxiterapia consiste en inyectar un gas (dióxido de carbono) en el tejido subcutáneo, lo que origina una mayor circulación sanguínea en la zona y por tanto una mayor oxigenación del tejido. Esta técnica también favorece la producción y reorganización de colágeno. Además, se produce un efecto físico de "desbridamiento" en las zonas de mayor adherencia, mejorando visualmente el aspecto de cicatrices atróficas y profundas, y de las estrías.

No produce ninguna reacción alérgica ni toxicidad, ya que utiliza un gas que se produce como consecuencia de la respiración celular y que se elimina con la respiración.